La historia de Dios tiene un lugar para ti

La historia de Dios tiene un lugar para ti

LA HISTORIA DE DIOS TIENE UN LUGAR PARA TI 

Tenemos un gran privilegio de poder vivir en medio de la historia que Dios está formando para alcanzar a este mundo. Pero, ¿qué rol tenemos nosotros? ¿qué pasos debo tomar yo para hacer un impacto duradero? Este guión de cuatro partes fue diseñado para llevarte lo más lejos posible en tu visión personal y capacitarte para reclutar a otros. Tu impacto global puede comenzar hoy mismo.   

PARTE 1

LOS CUATRO FUNDAMENTOS

Esta sección construirá un fundamento básico para tu visión global alrededor de estos 4 valores: La Biblia, la necesidad, llevarlo a cabo y contagiar a otros. 

1. LA COSECHA ES ABUNDANTE

Todo cristiano debería vivir la vida con la Biblia abierta y un mapa abierto.

Martin Luther King Jr. dijo, “Nada en este mundo es más peligroso que la ignorancia sincera,” y esto se manifiesta en nuestras estrategias globales para que avance el  Reino de Dios. Si el mandamiento de Dios es de hacer discípulos de todas las naciones (o grupos étnicos), entonces deberíamos hacer que nuestra meta sea encontrar a esos grupos étnicos que no hayan sido discipulados ni enseñados a ser seguidores de Cristo.

Para aquellas personas que desean cumplir la Gran Comisión es imprescindible saber dónde están estas etnias no alcanzadas, para que nuestros esfuerzos no sean en vano, sino productivos.

¿Por dónde empezar?

La mayoría de las etnias no alcanzadas viven en un área del mundo llamado “la ventana 10/40”. La ventana 10/40 es un término usado para describir la región del mundo dentro de las latitudes 10 y 40 que van desde África Occidental hasta el Asia Oriental. Si lo dibujaras en un mapa, la parte superior abarcaría desde Portugal hasta Japón y la parte inferior desde Guinea hasta la punta de India, llegando a las Filipinas. Esta región se merece nuestra atención si queremos tener una mente misionera, porque la mayoría de estas personas no han tenido la oportunidad de escuchar del evangelio. Esto incluiría los 65 países menos alcanzados del mundo.

Las personas que se encuentran en esta ventana 10/40, no son necesariamente las personas más “perdidas” que existen, también están nuestros vecinos o miembros de nuestra familia que no conocen de Cristo. Pero, son “no alcanzados” por el hecho de que no han tenido la oportunidad de escuchar el Evangelio. La gente puede ser “no-evangelizada” sin necesariamente ser “no alcanzada”. Existen personas en Europa o América que no han escuchado del evangelio, pero lo podrían encontrar si quisieran. La mayoría de la gente que vive en la ventana 10/40 no podrían saber de Cristo aunque quisieran. Eso es lo que significa ser no alcanzados: personas que no tienen acceso al Evangelio.

Existen más de 3,6 billones de personas no alcanzadas en el mundo hoy en día. De esos 3,6 billones, el 88% vive dentro, o alrededor de la ventana 10/40. Solo el 2,17% de estas personas no alcanzadas viven en el Norte y Sur América.  

Esta área del mundo es en gran parte no alcanzada por varias razones. Primero, estas personas no viven en una vacío espiritual. Las principales religiones del mundo comenzaron en esta parte del mundo y están muy arraigadas ahí. Tan solo en la ventana 10/40 viven alrededor de 1,300 millones de Musulmanes, 860 millones de Hindús, y 270 millones de Budistas.

TOTAL DE ADEPTOS A LAS RELIGIONES MAYORITARIAS EN EL MUNDO

  •    1.6 Billones – Musulmanes
  •    480 Millones – Budistas
  •    340 Millones – Religiones tradicionales chinas
  •    1 Billon – Hindús
  •    660 Millones – Religiones Tribales
  •    975 Millones – Ateistas y No religiosos
  •    14 Millones – Judíos

Añadido a eso, muchos de los países en esta región son opresivos con el Cristianismo. A pesar de estos hechos, Jesús declara, “La mies es mucha pero pocos son los obreros.” Esto nos lleva a una de las mayores razones por la que estas partes del mundo son tan inalcanzados: hay una falta de Cristianos dispuestos a ir a estos lugares.

POCOS SON LOS OBREROS

Se estima que solo el 3% de misioneros están dedicándose a estas personas no alcanzadas. El otro 97% está trabajando en lugares no evangelizados pero no en lugares no alcanzados. De todo el dinero destinado a las “misiones” en los Estados Unidos, solo 5,4% se usa para misiones en el extranjero. (Según la Enciclopedia Cristiana Mundial.) De ese 5,4%, solo se usa el 1% para llevar el evangelio a personas no alcanzadas sin acceso al evangelio. Eso es como un céntimo de cada 100$ donados a misiones. El resto va destinado a lugares donde ya hay acceso al evangelio.

Los evangélicos podríamos proveer los recursos necesitados para plantar una iglesia en cada uno de los 7000 lugares no alcanzados con un 0,2% de sus ingresos. Si todos los misioneros requeridos vinieran de América, menos del 0,5% de evangélicos entre los 18-35 podrían formar los equipos necesarios.

DISTRIBUCIÓN TOTAL DE TRABAJADORES

Existen 400,000 misioneros de todas las ramas del Cristianismo. Solo entre el 3 y el 4% (13,315) de estos misioneros trabajan entre personas no alcanzadas. Esta es la distribución de Misioneros Protestantes entre los grupos religiosos:

  •    74% Entre Cristianos Nominales
  •    3% Entre Budistas
  •    8% Entre Grupos Tribales
  •    2% Entre Hindús
  •    6% Entre Musulmanes
  •    2% Entre Religiones tradicionales chinas
  •    4% Entre Ateos y Personas no religiosas
  •    1% Entre Judíos

Debemos tomar el tiempo para auto-instruirnos en la situación mundial actual y evaluar nuestros esfuerzos en coordinación con lo que Dios nos demanda sobre hacer discípulos de todas las naciones. La cosecha es demasiado abundante para que estemos ignorando a los millones que se han perdido el poder conocer a Cristo. Y los obreros son demasiado pocos para que demos por hecho que no existe una necesidad de no implicarnos directamente en alcanzar al mundo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *